Código de Buenas Prácticas

CARTA DE COMPROMISO DE MIEMBROS DE A.E.M.E.I.

Preámbulo:

Teniendo en cuenta que, de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos, esta protección especial se estableció en la Declaración de Ginebra de 1924 sobre los derechos humanos.
El niño y en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño de 1959 sobre Derechos sociales y culturales (artículo 10).
Reconociendo que las Naciones Unidas adoptaron en Asamblea General el 20 de noviembre de 1989 una convención llamada los derechos del niño.
Reafirmando que todo niño tiene derecho a la educación y la salud de conformidad con su dignidad y la expresión de su libertad, que el objetivo de toda educación es desarrollar la personalidad del niño en un espíritu de tolerancia, igualdad y solidaridad.

Los miembros de AEMEI individuales y los centros   se adhieren a este Carta y  se comprometen a:

Artículo 1
Ofrecer  a todos los niños y familias sin distinción, independientemente de cualquier consideración de raza, color, sexo, idioma, religión, origen étnico o social, riqueza, discapacidad congenita o adquirido o cualquier otra situación.

Artículo 2
Considerando que para desarrollar plenamente las necesidades del niño a sus padres, las actividades acuáticas se realizaran con ellos o, en su defecto, sus tutores legales o las personas que normalmente lo cuidan.

Artículo 3
Teniendo en cuenta la inmadurez fisiológica y psicológica del niño, las actividades en el medio acuático es imprescindible respetar sus capacidades intelectuales y emocionales, así como sus necesidades de Temperatura y nutrición.

Artículo 4

Los organizadores y animadores de las actividades acuáticas se encargarán de excluir cualquier pedagogía basada en el violencia o condicionamiento de los niños. Promoverán un clima de seguridad y confianza que motive a los niños a explorar libremente el medio ambiente acuático.

Artículo 5
Los organizadores y animadores de actividades acuáticas se comprometen a excluir la búsqueda de rendimiento sistemático. El objetivo de las actividades propuestas es mejorar las habilidades psicológicas y motoras de cada niño, independientemente de su nivel de autonomía acuática.

Artículo 6
En un espíritu de cooperación de todos los socios de AEMEI al adherirse a esta Carta promoverá el intercambio de información relevante enaspectos pedagógicos, médicos, psicológicos y funcionales, así como el acceso a estos datos, con vistas a permitir a los miembros mejorar sus habilidades y capacidades y ampliar su experiencia en el campo de la educación acuática de niños pequeños.

Articulo 7:

La información dada al público tiene que ser cierta. Los miembros de AEMEI se abstendrán de hacer declaraciones engañosas o incluso fraudulentas en cuanto al valor, los beneficios o el éxito de cualquier oferta de formación.

Artículo 8:

Las actividades, sesiones talleres etc, realizados por los profesionales serán siempre respetuosas con el vínculo entre los bebés y niños con sus padres. Las actividades no interferiran ni directa ni indirectamente  en dicho vínculo. 

Artículo 9:

Las actividades se dirigen a mejorar y potenciar el vínculo entre el bebé y sus padres, sin intromisiones ni interferencias.