Blog

Condiciones de una piscina de matronatación

POR COMITE TÉCNICO DE AEMEI

Las actividades acuáticas para recién nacidos, bebés, niños y embarazadas precisan de unas instalaciones con unas características especiales, adaptadas a este especial grupo de usuarios y diferenciadas de otras instalaciones acuáticas (piscina natación, spas, etc). Las Actividades Acuáticas para Bebés (AAB) precisan un entorno diferente de las piscinas convencionales para garantizar la seguridad e higiene en todos los aspectos. Muy pocos centros en España disponen de las condiciones indispensables para ejercer esta actividad. Dentro de las “actividades acuáticas para bebés” se pueden incluir desde una actividad puntual y recreativa de chapote, los llamados “cursos de supervivencia”, o cursos de larga duración con objetivos pedagógicos muy estructurados.

En España a partir del constante aumento de la demanda de estas actividades por parte de las familias, se ofrecen actividades de diferentes formatos en instalaciones deportivas públicas, semipúblicas y privadas. Sin embargo, es muy importante destacar que dichas instalaciones NO SON ADECUADAS PARA LOS BEBÉS. Dichas instalaciones están diseñadas como complejos deportivos, y los espacios de natación destinados a público adulto y/o niños ya mayores para iniciarse en la natación.

 

Ubicación
La ubicación del espacio de la piscina debería tener al menos un paramento en contacto directo con el exterior, de modo que tenga acceso de luz natural y contacto con el aire libre. Espacios cerrados no son adecuados.

Situación
El espacio de la piscina debe estar separado y aislado de otras instalaciones. Las piscinas infantiles, spas, etc, que están en el mismo recinto de la piscina principal no es adecuado, ya que al ser el mismo espacio, el aire y el ruido es el mismo e impacta en el bebé.

Actividades
La actividad debe ser la única que se desarrolla en aquel momento en el vaso. No es adecuado compartir la piscina para desarrollar dos actividades diferentes en el mismo momento.

Seguridad
Ningún bebé debe poder acercarse por sí mismo al borde de la piscina sin encontrar ningún obstáculo o valla que lo retenga. En piscinas desbordantes deben tener una valla perimetral.

Vestuario del Bebé
Debe existir un espacio de vestuario exclusivo para el bebé, al lado del recinto de la piscina sin cambios bruscos de temperatura. No es apropiado que el vestuario esté dentro del mismo recinto de la piscina, con las mismas condiciones ambientales de calor y humedad.

Características del Vaso
Profundidad: de 1,00 a 1,20 metros de profundidad es la medida cómoda para poder coger correctamente al bebé
Color del vaso: totalmente blanco, ya que no enmascara el color natural del agua, ni la turbidez. Debe permitir ver perfectamente el fondo de la piscina.
Volumen total del vaso: debe tener un máximo de 75 m3, para garantizar la calidad del agua por renovación, etc.
Calidad Ambiental
Temperatura del agua: 31 – 33 º C
Temperatura del aire: un grado por encima de la temperatura del agua.
Humedad relativa: 60 % – 70 %
CO2 : diferencia entre exterior e interior de 500 ppm
Tratamiento del Agua
Desinfección del agua: Lo más Natural posible y completamente automatizado. No añadir ningún tipo de producto químico tóxico ó corrosivo directamente al vaso. En caso de utilizar cloro, este deberá ser generado indirectamente por métodos electroquímicos a partir de sal. Los niveles de cloración no deben superar los niveles aceptados para agua potable durante las horas de uso de la piscina. En el caso de tener que hacer algún tratamiento extra de desinfección se realizará fuera del horario de uso, no pudiéndose utilizar la piscina hasta que los niveles de desinfección sean correctos y no se detecten excesos de desinfectante en el agua.
Reductor de pH: El control de pH será completamente automático y con CO2 para evitar la sobreacidificación del agua por posibles fallos en las sondas de medida. No se podrán utilizar ácidos fuertes como ácido sulfúrico o ácido clorhídrico.
Agua de reposición: Se deberá utilizar agua de red pública o agua preparada previamente y potabilizada en el vaso antes de su utilización.
Tiempo de re-circulación de agua: máximo 90 minutos.
Diámetro filtración: 5 micras. En piscinas convencionales la media habitual es de 50 micras
Se podrán utilizar floculantes para mantener los niveles de turbidez por debajo de 1 NTU y los niveles de fosfatos por debajo de 0,6 ppm.
Control y análisis del agua
Tipo analíticas: Las habituales, añadiendo Nitratos, Fosfatos, Amoniaco, Urea y oxígeno disuelto.
El nivel de cloro libre será menor a 1 ppm
El cloro combinado será menor a 0,5 ppm
El pH se mantendrá entre 7,2-8 manteniendo siempre el índice de Langelier entre – 0,3 y + 0,3.
Se harán análisis de cloro libre, cloro combinado y pH “in situ”: cada 2 horas durante las horas de actividad de la piscina. Es piscinas convencionales son 2 al día. El resto de análisis se hará una vez al día.

Visibilidad de datos
Los datos deben estar monitorizados en tiempo real a la vista del público, al lado de la piscina.